Skip to content

Virgilio Zapatero 

Virgilio Zapatero (Cisneros, 26 junio 1946). Catedrático de Filosofía del Derecho. Ha sido Rector de la Universidad de Alcalá (2002-2010), Presidente de la Conferencia de Rectores de Madrid, Secretario de Estado (1982-86), Ministro de Relaciones con las Cortes y Secretario del Gobierno (1986-1993), Presidente de la Comisión Constitucional (1993-94) y miembro de las Cortes Constituyentes.

Bienvenido a este blog. En este espacio podréis encontrar algunas ideas y reflexiones derivadas de mi experiencia sobre algunos asuntos públicos que nos preocupan como son la vigencia de la constitución, la democracia parlamentaria, el imperio de la ley, la educación y la construcción de una España civil. Los valores de base de este espacio son la libertad, la igualdad, el pluralismo, la tolerancia y el respeto.

Últimos

Libros

INVENTANDO LA DEMOCRACIA Soberanía popular e imperio de la ley en Atenas

Inventando la democracia

Soberanía popular e imperio de la ley en Atenas

FERNANDO DE LOS RÍOS. Biografía intelectual

Fernando de los Ríos

BIOGRAFÍA INTELECTUAL

NOMOGRAFÍA o el arte de redactar leyes de Jeremy Bentham.

NOMOGRAFIA

O EL ARTE DE LEGISLAR

SOCIALISMO Y ETICA Textos para un debate

SOCIALISMO Y ETICA

Textos para un debate

Virgilio Zapatero

Desde la orilla

La cuestionada credibilidad del Constitucional

Descubrir los anhelos, las ilusiones, las esperanzas de esta Nación, y no los de una mayoría coyuntural, es su más importante y difícil cometido en estos momentos. Para esa tarea hay que ser independientes y demostrarlo. Y para ello deben tener bien arraigado en su conciencia que nada deben a quienes les han propuesto y nombrado; porque a quienes han jurado cumplir y hacer cumplir la Constitución ante SM el Rey han sido a los españoles, quienes ahora confían en su juramento, en su profesionalidad y en su compromiso con la España constitucional.
Leer más

Virgilio Zapatero

Artículos y conferencias

Don Quijote y Hobbes: diálogo imaginario

Toda reflexión en torno al poder y a sus límites parte, consciente o inconscientemente, de una concepción determinada de la naturaleza humana: ¿Cómo sería el ser humano si no hubiera Estado? Para don Quijote, como siglo y medio más tarde para Rousseau en su Discurso sobre el origen de la desigualdad de los hombres, el hombre es bueno por naturaleza y de ahí se deriva, como veremos, su concepción más bien pesimista del poder y del Estado. La pintura diametralmente opuesta la podemos encontrar, entre otros, treinta y ocho años más tarde, en el hobbesiano De Cive.
Leer más