Tolerancia y respeto: murallas y puentes

La universidad debe combatir con su docencia e investigación el populismo, la demagogia y las mentiras sobre las que se asientan las actitudes xenófobas. Y lo puede y lo tiene que hacer enseñando a nuestros estudiantes la gramática de la virtud pública con el buen uso de los pronombres personales: el ellos de la tolerancia, el usted del respeto y el tú de la amistad. Es parte de su educación sentimental.

Seguir leyendo